Co Wash

Libera tu Melena: tener el cabello de tus sueños, puede ser realidad para ti.
Y todo, con tan solo un pequeño cambio, económico y fácil: pasarte al Co-Wash.

¿Qué es el Co Wash?

El Co Wash, CoWash o Co-Wash (del inglés, “Conditioner-Only Washing” o «Co Washing») es, como su propio nombre indica, un método de higiene y cuidado capilar que se basa en un principio muy simple: lavarse el cabello utilizando únicamente acondicionador para el pelo, en vez del tradicional champú.

tratamiento co wash

¿Lavarse el Pelo sin Champú?

Vale, me imagino perfectamente lo que estarás pensando tras leer lo primero que te he comentado: «¿como que cowash?«, «¿lavarse el pelo solo con acondicionador en vez de con champú?«, “¿eso no será una porquería?”, “¿así no lo tendré más graso?”, “¿y por qué querría alguien lavarse el pelo sin champú?”

Es normal. Yo misma pensé eso la primera vez que escuché hablar del Co-Wash.

No me imaginaba a mi misma lavándome el cabello sin champú. Ni mucho menos, solo con acondicionador.

Pero en verdad esto se debe simplemente a ciertos prejuicios y mitos que hemos aprendido desde la infancia, cuando los anuncios de la televisión nos mostraban a modelos extraordinarias con preciosas melenas llenas de espuma por todas partes.

Así fue como asociamos la espuma de los champús a la limpieza, cuando ni si quiera todos los champús hacen espuma ni esta es indispensable para limpiar.

De hecho, la espuma que hacen la mayoría de champús se debe a los sulfatos, ingredientes que es mejor evitar en el cabello.

Por eso, desde hace algunos años muchas chicas nos hemos dado cuenta de que hay varias alternativas al champú tradicional: low poo (champús sin sulfatos), no poo (lavar sin champú, con vinagre, arcilla so bicarbonato) o la mejor de todas, el CoWash.

Porque el Método Co-wash, si haces bien la técnica, dejará tu cabello limpio pero mucho más sano, sin problemas ni de grasa ni de sequedad.

Co-Wash VS Shampoo

Si has leído hasta aquí, estoy segura de que ahora te estarás preguntando: ¿pero por qué es mejor no usar champú?

Te lo explicaré: tal y como te he contado, la mayoría de champús usan los sulfatos para limpiar nuestro cabello.

Este tipo de ingrediente, de la familia de los surfactantes, es un tensioactivo o agente limpiador presente también en otros productos como geles corporales o incluso lavaplatos, que tiene una gran capacidad de arrastrar la suciedad.

¿Y que tiene eso de malo?, te preguntaras. Sencillo: si bien los sulfatos son muy eficientes a la hora de lavarnos el cabello, también son unos limpiadores bastante agresivos.

Eso quiere decir que cuando los shampoos con sulfatos interaccionan con nuestro pelo no solo arrastran la suciedad: también los aceites naturales presentes en nuestro cuero cabelludo. Y, por cierto, también hacen lo mismo con el color de los tintes, así que sí: acabas de descubrir porque el color teñido se te va tan rápido con los lavados.

Si quieres saber más sobre los sulfatos, puedes informarte en este artículo de Harper’s Bazaar. Allí, en resumidas cuentas, la Dra. Gloria Garnacho, médico dermatóloga, explica que «los sulfatos son de los limpiadores surfactantes más eficaces, pero también de los más agresivos».

¿Por qué entonces se usan sulfatos? Pues porque son agentes limpiadores muy económicos y eficaces. Además, arrastran consigo otro de los productos más habituales en cosmética e higiene: las siliconas. 

Las siliconas, presentes en muchos productos capilares como acondicionadores y mascarillas e incluso shampoos, tienen un efecto similar al del maquillaje, taponando nuestro cabello para que parezca más suave y brillante cuando en realidad solo es un efecto visual que desaparece al retirar esas siliconas.

Y, aunque gracias a este taponamiento las siliconas sirvan para «sellar» la hidratación, es mejor que de esto se encarguen otros ingredientes que no obstruyan el pelo ni impidan que otros productos beneficiosos penetren bien.

Si quieres saber más sobre todo esto, puedes leer este artículo de Organics Magazine.

Además, las siliconas generan acumulación o build-up en el cabello, por lo que los sulfatos de los champús son necesarios para arrastrarlas.

Sin embargo, hoy por hoy hay un montón de productos para el cabello de todo tipo (acondicionadores, mascarillas, cremas y ceras de peinado, gominas y geles de definición, espumas…) que no usan siliconas. Por lo tanto, si evitamos las siliconas ya no es necesario usar champús (ni mucho menos los que tienen sulfatos) para limpiar nuestro cabello.

Y además, así es como podrás recuperar la belleza natural de tu melena, libre y sana.

Co Wash: Beneficios

  • Cabellos más Hidratados
  • Limpieza no agresiva
  • Mayor protección del color y el brillo
  • Cabellos con menos Frizz o Encrespamiento
  • Posibilidad de lavarse a diario (o no, depende de ti y de tu pelo, puedes espaciar los lavados) sin dañar el cabello
  • Estimulas el crecimiento del cabello (con el masaje)
  • Cabello más resistente y fortalecido
co wash pelo

¿Cómo hacer Co Wash?

Pues fácil: el co-wash es un método de limpieza mecánico.

Al aplicar el acondicionador en nuestro cuero cabelludo, y masajear suavemente con las yemas de los dedos o con un cepillo de púas de silicona suaves de 3 a 5 minutos, estimulamos al cabello y arrastramos la suciedad y los productos de manera gentil, suave y delicada.

Los agentes limpiadores del acondicionador (porque sí, hay acondicionadores que tienen ingredientes limpiantes) atraen la suciedad y la atrapan

Tras el masaje, solo hay que aclarar el cabello despacio, con agua (preferiblemente templada o fría, aunque no pasa nada si necesitas usarla caliente), para que se arrastre el resto de suciedad. Así, nuestro cabello queda limpio e hidratado.

Por cierto, esto de aplicar el producto de limpieza solo en el cuero cabelludo a la hora también debería hacerse así al lavar con champú: eso de embadurnar todo el pelo de espuma es puro marketing y una manera de resecar medios y raíces.

Ya sabes que la espuma no es necesariamente sinónimo de limpieza ni mucho menos indispensable, sino que nos han enseñado a aplicar más producto del que necesitamos y en zonas en las que es mejor no hacerlo.

Los productos de limpieza se aplican solo en el cuero cabelludo, y este se masajea y estimula. El resto de la suciedad se va arrastrando con el enjuague.

Co Wash: ¿Cómo Empezar?

Vale, ya te has decidido a liberar tu melena de los sulfatos y las siliconas y pasarte al Co-Wash.

Pero tal vez te estés preguntando, ¿y qué necesito? ¿Cómo empiezo a hacer cowashing? ¿Solo tengo que tirar mi bote de champú y quedarme con el de acondicionador? Tranquila, yo también tuve las mismas dudas y estuve recopilando mucha información antes de dar el paso.

Ahora, voy a compartir todo lo que sé contigo para ayudarte en tu transición al método co-wash. En realidad, es mucho más sencillo de lo que parece y

tecnica co wash

Solo necesitas un único producto indispensable en tus rutinas capilares:

Un acondicionador sin siliconas que, a ser posible, sea además rico en agentes limpiadores.

Así que, por si acaso te has emocionado y ya estás pensando en ir corriendo al baño con tu acondicionador de siempre, espera un momento y deja que te explique una cosa: no todos los acondicionadores son adecuados para hacer Cowash.

Aunque pueda sonarte raro raro, esto es muy normal y hay muchos acondicionadores aptos.

co-wash shampoo

Como te he comentado, tiene que ser un acondicionador que incluya en su formulación ingredientes con una buena capacidad limpiadora, pero que no sean surfactantes agresivos, sino otros principios activos mucho más suave

Estos acondicionadores pueden comprarse en tiendas online especializadas en productos cosméticos o en Amazon.

Pero también en grandes superficies como supermercados y perfumerías o droguerías de toda la vida.

En mi web también encontrarás algunos.

Final Wash: el Último Lavado antes del Co-Washing

Eso sí, antes de empezar con el Co-Wash tendrás que hacer un último lavado con un champú (o gel o jabón) que tenga sulfatos pero no siliconas. Con ello, arrastrarás definitivamente todos los residuos acumulados que taponan y obstruyen tu cabello.

A partir de ahí, con tu acondicionador apto para co wash, podrás empezar a hacerlo y no necesitarás nada más.

Si lo deseas, puedes complementar tu acondicionador con accesorios como un cepillo masajeador, que te ayudará a repartir el producto por el cuero cabelludo y estimular la limpieza, aunque esto no es necesario y basta con que uses las yemas de tus dedos para masajear y lavar.

También puedes incluir también en tu fondo de armario alguno de los productos para clarificar de vez en cuando, como un low poo sin sulfatos, aunque esto no siempre es necesario.

Todo eso son opciones extra: lo único que te hace falta para hacer co-wash es un acondicionador adecuado como los que encontrarás en nuestra tienda, y ganas de lucir esa melena digna de anuncio.

Si todavía tienes dudas, voy a intentar resolverlas a continuación y puedes preguntarme lo que quieras en los comentarios.

Pronto tendrás un cabello naturalmente perfecto de manera económica y sencilla.

Co Wash Paso a Paso

Así es como hay que lavarse el pelo con cowashing:

Como te he dicho, para lavar bien el pelo hay que aplicar el producto de limpieza solo en el cuero cabelludo (en este caso el acondicionador cowash o cleansing conditioner) y masajear unos minutos para después aclarar.

La suciedad atrapada gracias al masaje por los tensioactivos limpiantes del acondicionador, se arrastrará con el agua y tu cabello quedará limpio.

Pero, aunque el CoWash es un método de limpieza capilar que no reseca el pelo, debes hidratar tu pelo.

Lo udeal es que, después de aclarar el acondicionador cowash, apliques tu acondicionador de medios a puntas como lo harías al lavar con champú.

Es entonces cuando puedes desenredar y volver a aclarar.

De manera adicional, entre 4 y 2 veces al mes después de lavar el pelo con cowash y antes de volver a usar acondicionador, puedes usar una mascarilla capilar durante un rato largo (de media hora a dos horas).

Esto se llama Hidratación Profunda

Luego la aclararías, echarías acondicionador de medios a puntas, desenredarías y volverías a enjuagar como haces normalmente.

Tener un pelazo es posible, y muy fácil, sin tener que gastar una fortuna en peluquerías o productos milagrosos. Y si has leído hasta aquí, ya has dado los primeros pasos para lograrlo.

Ir arriba